Desarrollando perspectiva: “Cuarentena COVID-19, deterioro emocional y psicológico”

Cuarentena COVID-19, deterioro emocional y psicológico


Esteban Arámbula Ibarra
earambula@uabc.edu.mx

Estar enclaustrado por un periodo prolongado no es la mejor forma de llevar una vida plena. La situación que se ha suscitado por la pandemia que actualmente se vive a nivel global ha requerido que los habitantes de muchas naciones, si no es que de todas, entren en una cuarentena domiciliaria, la cual se ha prolongado más de los cuarenta días y, junto con otros factores que entran en juego a causa del confinamiento hogareño, ha deteriorado la salud mental y emocional de las personas.

Un sondeo hecho por Cadem y la Mutual de Seguridad fija que un 56% de mujeres cree estar trabajando más que en tiempos normales de oficina,  y un 36% de hombres percibe estar en la misma situación ( El Mostrador Braga, 2020). Las mujeres llevan más la carga de los hogares, aunada a sus labores y compromisos externos al hogar. Aún en estos tiempos modernos se puede ver cómo las mujeres son las que se hacen más cargo de lo doméstico. Aunque se ha repartido un poco más la labor del hogar con los hombres, sigue siendo dispareja la distribución de actividades domésticas. Uno de los aspectos que más problemas ha ocasionado, según las personas encuestadas que teletrabajan, fue hacer compatible el tiempo de trabajo con las tareas hogareñas.

Existe una clásica y errónea manera de pensar que agrava todavía más la situación de la carga de trabajo y psicológica en los hogares; según Amaia Pérez Orozco “sigue imperando esa idea de que lo que se hace en casa no es nada, ni es trabajo ni nada porque si no cómo pensamos que se puede hacer todo lo de dentro más cargar con todo lo de fuera” (Aguilar, 2020).

Estas cosas crean presión en los hogares. Los miembros de la familia comienzan a tener roces entre ellos y problemas de conducta, lo cual les genera crisis emocionales y presión psicológica. Claro está que no todas las familias sufren de conflictos en el hogar, ni al mismo grado, algunas más y otras menos. La escasez de recursos es uno de los tantos problemas que trae fricción al hogar, siempre lo ha hecho, pero en estos tiempos precarios lo acentúa más.


También disponible para terapia psicológica en línea

Se escucha que el Gobierno busca ayudar en el combate de la crisis económica en la que se pueden estar viendo las familias a través de un ingreso mínimo o lo que otros plantean una renta básica universal. Esto mientras dure la situación crítica que se experimenta económicamente por la contingencia sanitaria en todo el mundo. Esta estrategia de apoyo aliviaría la carga económica y el estrés psicológico-emocional de personas sin ingresos o con ingresos insuficientes.

La carga que los padres llevan en el hogar es una bomba de tiempo para muchas familias. Además de la poca liquidez con que se pueda contar, también está la administración del tiempo. Por ejemplo, ayudar en la educación de los hijos mientras se hacen quehaceres en la casa y se cocina, adherido al tiempo que se necesita para el trabajo remunerado, ejercitarse, dormir, y ocuparse del cuidado personal.

Muchas personas han podido sobrellevar la crisis que se vive actualmente, pero muchas otras no. Lo que empeora la situación es la desinformación que poseen muchos de los individuos y que se añade a la carga de tensión que ya de por sí experimentan día a día. Existe mucha información errónea y manipulada por diversas razones que solo lleva a la población a un estado psicológico de pánico e incertidumbre, además de a un estado emocional quebrantado. Los mitos que circulan en redes sociales y en general todo el internet, junto con algunos otros medios de comunicación, crean preocupación en la gente respecto a todo lo referente al COVID-19. Como lo mencionan el virólogo Carlos Briones y el bioquímico Juli Pretó: “Se están difundiendo por distintas vías informaciones falsas, sesgadas y malintencionadas sobre todo lo relacionado con esta pandemia” (Briones & Peretó, 2020). Personas han dicho que es un ataque biológico para reducir la población del planeta y controlar los recursos, que el virus fue creado en un laboratorio, cosa que la evidencia no respalda: “nuestros análisis claramente muestran que el SARS-CoV-2 no fue un experimento de laboratorio” (Bryner, 2020). De acuerdo con el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos, “la evidencia apunta muy fuertemente a que esto no pudo haber sido manipulado o creado de forma artificial…evolucionó en la naturaleza y después se contagió entre especies” (AL JAZEERA AND NEWS AGENCIES, 2020). Como es de esperar, la gente vive con zozobra cuando se le dice que el mismo Gobierno que debe cuidar de sus ciudadanos ha creado un virus para deshacerse de ellos. La gente puede creer ciegamente que es un atentado u otra cosa deliberada, sobre todo si escuchas a Donald Trump decir que el virus fue creado en Wuhan. Ver que un presidente tan poderoso haga ese tipo de aseveraciones pone de nervios a cualquiera y empeora el estado emocional de la población.

Este tipo de aseveraciones generan desconfianza en sus autoridades y propician problemas en las familias cuando se vuelve el tema de conversación diaria con miembros a favor y otros en contra. Debido a cosas como esta, la fricción familiar se incrementa y el confinamiento no ayuda en nada cuando se tiene que lidiar con conflictos así. Hay personas que sencillamente no pueden soportar vivir de ese modo a diario. Esto también contribuye al desgaste emocional y mental de los inquilinos de la vivienda, además del desgaste que supone el trabajo remunerado que deben realizar y lidiar con todos los demás conflictos. En caso de no tener empleo esto simplemente es un deterioro más que se debe soportar.

Según Naix’ieli Castillo “Las medidas de confinamiento establecidas por las autoridades sanitarias para frenar la expansión de la pandemia de COVID-19 han aumentado el riesgo de mujeres y niñas de padecer violencia física, sexual, psicológica, económica y feminicida” (2020).  Existen reportes de casos de violencia intrafamiliar debido a la cuarentena; curiosamente lo que está causando maltrato en los hogares ha ocasionado la disminución de delitos comunes en la sociedad debido a que las personas no transitan tan a menudo las calles. La Dr. Aimé Vega Montie señala que en México la cultura machista junto con la inestabilidad económica y la tensión elevada en las casas son el combustible de la violencia generada en los hogares.

Es lamentable que se violente así a las personas, pero la agresión no es lo único que causa el estrés que familias enteras viven. Contagiarse con el virus es uno de los grandes temores que tiene la mayor parte de la población. El sector que más es golpeado por este tipo de tensión psicológica son las personas que trabajan en el rubro de la salud: médicos(as), enfermeras(os), todo el personal que esté en contacto con pacientes diagnosticados positivos con el virus o en espera del diagnóstico. Estos servidores cargan con el temor de contagiarse, o lo que es peor, contagiar a sus seres queridos. Es desgastante la labor que realizan en pro de la supervivencia de muchos pacientes. 

Los familiares de los infectados así mismo pasan por mucho estrés al no tener certeza de si su miembro familiar podrá recuperarse o no lo volverán a ver de nuevo. Las familias inconscientemente pasan por una etapa de duelo o pre duelo al saber que uno de los suyos tiene Covid, o que ellos mismos contrajeron la enfermedad.

 Por demás esta recalcar lo difícil que se ha vuelto la vida y cómo se entró en un modo de supervivencia de pronto. Cada familia se esfuerza por salir avante de esta lamentable situación lo mejor que puede, pero han habido casos en los que simple y llanamente no ven la luz e incurren en actos violentos dentro y fuera del núcleo familiar. Además, cuando su percepción ya está sesgada y alterada por todo lo que les abruma, pueden estar propicios a delinquir o cometer suicidio, lo cual lamentablemente ha sucedido.  Un estudio ha demostrado que el estrés prolongado ocasiona estragos en la mente, además de pérdida de memoria por retraer la conexión entre neuronas y evitar el nacimiento de nuevas (Trejo & López, 2020). En respuesta a esta crisis el Gobierno Federal de México tiene un portal en el que brinda asesoría y apoyo a las personas que estén sufriendo los estragos psicológicos que la pandemia y la cuarentena han causado  (Gobierno de México, 2020). En el portal se pueden encontrar videos que hablan a cerca de la salud mental elaborados para niños y otros para adultos. Aunado a este contenido también hay números telefónicos a los que pueden marcar, además de mucha más información que pueden leer y de un examen para que puedan evaluar tu sanidad mental. Así es como el Estado pone su grano de arena para ayudar a calmar la ansiedad y el estrés causado por la situación adversa. Este tipo de medidas crean una atmosfera propicia para que la ciudadanía pueda tener un respiro y una mejor salud mental.

De este modo lo único que queda es guardar la compostura y sobrellevar la crisis lo mejor que se pueda mientras juntos encontramos una solución viable para la situación de salud y las otras derivadas por la pandemia. Alarmarse y creer cosas sin fundamento no es la mejor apuesta en estos momentos; mejor es informarse e investigar. El conocimiento es poder y ayuda a bajar el estrés. Así que, para calmarse y ayudarse, prepararse y ejercitarse son una mejora a la hora de abordar la situación, así como platicar en comunión con la familia. Así pues, reduciendo el estrés se construye un mejor hogar en cada lugar.

***Este artículo es el producto de un trabajo de investigación y redacción desarrollado de manera colegiada por parte de estudiantes de licenciatura en la Universidad Autónoma de Baja California. Los estudiantes recibieron orientación para planear sus investigaciones y redactar sus textos. Para ello contaron con un acervo bibliográfico que fue reunido por todos los miembros del grupo colegiado. Una vez redactados sus artículos, estos fueron sometidos a una revisión de pares ciegos, con la cual recibieron retroalimentación adicional al de su guía capacitador, para realizar cambios y correcciones. Todos los textos publicados bajo la categoría de “Desarrollando perspectiva” fueron producto de este proceso pedagógico.

Bibliografía

El Mostrador Braga. (20 de abril de 2020). 46% más de carga laboral con teletrabajo: 92% de las mujeres debe cocinar y limpiar mientras teletrabaja. Recuperado el 21 de mayo de 2020, de El Mostrador: https://www.elmostrador.cl/braga/2020/04/20/46-mas-de-carga-laboral-con-teletrabajo-92-de-las-mujeres-debe-cocinar-y-limpiar-mientras-teletrabaja/?fbclid=IwAR0CEk7eyrF3SuzVXYb18gzTlkzMbrRD6gOEFOkmF4c1b6OKAnfv5XFUb0Q

Aguilar, A. R. (3 de abril de 2020). Amaia Pérez Orozco: “Es el momento de garantizar ingresos con una renta mínima, pero a futuro la renta básica no es lo más potente”. Recuperado el 21 de mayo de 2020, de Eldiario.es: https://www.eldiario.es/economia/Amaia-Perez-Orozco_0_1011399352.html

AL JAZEERA AND NEWS AGENCIES. (5 de mayo de 2020). Fauci dismisses Trump’s coronavirus Wuhan lab claims. Recuperado el 21 de mayo de 2020, de AL JAZEERA AND NEWS AGENCIES: https://www.aljazeera.com/news/2020/05/fauci-dismisses-trump-claim-coronavirus-started-wuhan-lab-200505170558959.html

Briones, C., & Peretó, J. (21 de abril de 2020). El origen del coronavirus SARS-CoV-2, a la luz de la evolución. Recuperado el 21 de mayo de 2020, de The Conversation US: https://theconversation.com/el-origen-del-coronavirus-sars-cov-2-a-la-luz-de-la-evolucion-136897?fbclid=IwAR0x3_5tDZi6y5iDYTDvOCcHnbUeI0cDykEtkNMbWrg0FKJrV6225Gpnn84

Bryner, J. (21 de marzo de 2020). The coronavirus was not engineered in a lab. Here’s how we know. Recuperado el 21 de mayo de 2020, de Live Science: https://www.livescience.com/coronavirus-not-human-made-in-lab.html

Castillo, N. (3 de abril de 2020). Coronavirus. La pandemia evidencia injusticias del modelo patriarcal. Recuperado el 21 de mayo de 2020, de Ciencia UNAM-DGDC: http://ciencia.unam.mx/leer/990/coronavirus-pandemia-covid-19-evidencia-injusticias-del-modelo-patriarcal?fbclid=IwAR3W1lb4M4oxfFZIq_Gjon1ehPHTXeqPGpR2elQMRBHgVgdDqdLUSTl-XH4

Gobierno de México. (28 de mayo de 2020). ¡Si te cuídas tú, nos cuidamos todos! Recuperado el 28 de mayo de 2020, de Gobierno de México: https://coronavirus.gob.mx/salud-mental/

Trejo, B. D., & López, Y. O. (13 de mayo de 2020). Coronavirus. Efectos psicológicos de una pandemia: el Estrés. Recuperado el 27 de mayo de 2020, de Ciencia UNAM: http://ciencia.unam.mx/leer/995/coronavirus-efectos-psicologicos-de-una-pandemia-el-estres-

Publicado por Liliana Lanz

Doctora en Ciencias Sociales, maestra en Lingüística aplicada y docente con experiencia de más de 15 años. Mis temas de interés son el bilingüismo, el análisis de discurso y la mercantilización del lenguaje. Me identifico como feminista, translingüe y madre contestataria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: