Destacada

Habla materna: ¿Hace daño hablar “chiqueado” a los niños?

Por más que alguien se resista a “simplificar” su habla y agudizar su tono de voz frente a un bebé, resulta que estamos biológicamente destinados a hacerlo.
Nadie nos enseñó cómo hablarle a los bebés, pero las madres tenemos la carga genética y biológica necesaria para saber cómo hablarle a nuestros críos y así llevarlos a que aprendan a comunicarse para sobrevivir. Instintivamente le hablamos “chiqueado” a los bebés.

Se le llama habla materna, motherese (maternés en español) o baby talk al habla que los padres o cuidadores dirigen a los bebés y niños pequeños. Esta forma de comunicación se distingue por un tono especialmente agudo y una simplificación gramatical de la lengua caracterizada por la predilección de frases y oraciones cortas, el uso de sustantivos concretos en lugar de abstractos o descripciones complejas, la selección de nombres propios y apelativos sobre pronombres, la formulación frecuente de preguntas breves, etc.

Mediante el motherese, el bebé desde que nace va aprendiendo muchos principios de interacción humana que asentarán las bases para su adquisición del lenguaje. Por ejemplo:

  • El bebé aprende a distinguir cuándo le hablan a él y cuándo no. Sabe que cuando las voces de sus cuidadores se hacen agudas, la interacción está dirigida hacia él y presta más atención.
  • Poco a poco, el bebé empieza a reconocer también lo que son los turnos de habla. Comienza a notar que, después de que se le dirige una cadena de sonidos con una entonación ascendente al final (las preguntas en el español, por ejemplo), se destina un momento de silencio para esperar una reacción de su parte. Así él empieza a entender que existe la expectativa de que él también participe activamente en la interacción.
  • Otra tarea muy importante que lleva a cabo el bebé mediante el motherese es la toma de estadísticas de los sonidos de la lengua de sus cuidadores. Naturalmente, ningún bebe nace sabiendo cuál es la lengua (de las más de 7 mil que existen en el mundo) que está destinado social y geográficamente a aprender. Por eso mismo, el bebé recién nacido es capaz de discernir todos los sonidos de cualquier lengua, pues todavía no está condicionado a preferir unos sonidos sobre otros. El bebé pudiera tener a su mamá hablándole en español, a su papá hablándole en inglés, a su hermano en francés y su niñera en alemán (por poner un ejemplo drástico), y él se dedicaría a tomar estadísticas de cada lengua, y, al poco tiempo, sabría perfectamente identificar cuál es cuál y relacionarla con la persona que la habla. ¿Cómo hacen esto los bebés? Cada vez que alguien les habla, especialmente la mamá, el bebé se fija en cuáles son los sonidos más frecuentes y dónde se encuentran estos en la cadena hablada con base en la entonación y las pausas. A esto se le llama aprendizaje estadístico. Este trabajo lo desarrolla todo el tiempo, desde que nace, de manera que, antes de haber cumplido su primer año, ya reconoce los sonidos de su lengua materna… pero ya no presta atención ni distingue tan fácilmente los sonidos de cualquier otra lengua. Hasta entonces el bebé ya fue predispuesto, socialmente hablando, a preferir la lengua que le es más familiar que cualquier otra.

Disponible para terapias psicológicas en línea.

De esto se deduce que entre más se le hable al niño, mejor estimulación tendrá y más rápido podrá adquirir estos conocimientos.

Algo desaconsejable, sin embargo, es que una misma persona acostumbre a hablarle al bebé en 2 o más lenguas diferentes de manera arbitraria, pues esto dificulta su toma de estadísticas y le evita aprender contextos diferentes de interacción.

Entonces, ¿le hacemos daño a los bebés cuando les hablamos en motherese? No, pero… podría llegar un punto en el que sí.

Tal como estamos biológicamente programados para hablar motherese a los bebés, también lo estamos para ir aumentando la complejidad de nuestro habla según los avances que vaya mostrando el niño en su adquisición de la lengua. De forma inconsciente los adultos adaptan su motherese al habla del niño, y así, juntos, papás e hijos van colaborando en esta proeza que es el aprender a comunicarse e interactuar en sociedad.

Si uno de los cuidadores fallara en este gradual aumento de la complejidad de su habla hacia el niño, a este último le estarán faltando los estímulos apropiados para que siga avanzando en el desarrollo de su lenguaje. Un problema así podría ser notorio a partir de los dos años de edad del niño.

Antes de concluir, quiero hacer una aclaración. El motherese NO consiste en imitar al niño. O sea, si el bebé le dice “tete” a la leche, hablar motherese no es llamarle “tete” a la leche. El bebé produce la palabra “tete” a partir de escuchar frecuentemente la palabra “leche”. Si uno le empieza a hablar de “tete”, el niño se confunde porque asume que está escuchando una palabra nueva. Si llega a pensar que “tete” y “leche” son sinónimos y formas igualmente aceptables de la palabra, dejará de esforzarse por decir “leche” bien por un “pequeño” malentendido.

El motherese es una gran herramienta, entre muchas otras más no discutidas aquí, de las que se vale el niño para aprender, no solo a hablar, sino a interactuar y vivir en sociedad. Podemos estar tranquilos sabiendo que nuestra forma anormalmente aguda y simplificada de hablarle a nuestros niños no es una excentricidad, sino un mecanismo biológicamente programado que instintivamente usamos para consentir, amar y ayudar a nuestros hijos en su desarrollo.

¿Te interesó este tema? ¿Te gustaría conocer más? ¡Escríbenos! Ansiamos conocer tus opiniones.

  1. Según tu opinión las personas se hacen más conscientes de su dignidad humana, de sus derechos, conforme avanza el tiempo.…

  2. Muy bien, pero siento que debería haber más respeto para los que somos ateos y qué nuestras mismas familias no…

Lenguaje incluyente en México

Alondra Guadalupe Soto Beltrán
Estudiante de la Lic. en Traducción
en la Universidad Autónoma de Baja California
alonda.soto50@uabc.edu.mx

A pesar de contar con una población mayormente femenina, en México se ha invisibilizado a la mujer desde hace años; y como si no bastara, aun después de exigir sus derechos durante mucho tiempo, las mujeres siguen siendo víctimas de la opresión masculina, y esta vez, a nivel lingüístico.

Como bien se sabe, el lenguaje que se utiliza diariamente es simplemente un reflejo de las costumbres o culturas que se han ido adoptando por la sociedad. Es por esto que desde tiempos inmemorables el lenguaje ha sido utilizado como una herramienta que de algún modo u otro ha naturalizado la desigualdad que existe entre hombres y mujeres, empezando por cómo la sociedad comenzó a clasificar a las personas por lo que debían hacer según su género; sí, los bien conocidos “roles de género”.   Más de la mitad de la población del país es o ha sido discriminada debido a su sexo (CONAPRED, s.f) y esto sucede en cualquier aspecto de la vida cotidiana, como el trabajo, la escuela, en las calles, la política,  en la ciencia, tecnología, entre otros ámbitos. Todo esto parte desde el punto de vista del patriarcado, en donde se creía en la superioridad del hombre sobre la mujer y se pensaba que la mujer estaba destinada a dedicarse a las tareas reproductivas, como quedarse en el hogar cuidando de la familia, mientras que al hombre se le asociaba con las tareas productivas, como el ir a trabajar y generar los ingresos del hogar. Actualmente, estos pensamientos están parcialmente erradicados gracias a que se empezaron a ejercer los derechos de la mujer como era debido; sin embargo, aún existen personas que tienen estos modos de pensar y, por desgracia, estas personas educan a sus hijos de manera que estos crecen con el mismo pensamiento, haciendo que el machismo siga y siga. Es por eso que no debería extrañarse que el lenguaje que se utiliza en México ha invisibilizado a la mujer con el paso del tiempo y que ha sido implementado de manera implícita en el vocabulario de las personas, ya que es muy común escuchar expresiones sexistas y excluyentes que invisibiliza la presencia de la mujer.

Al tener una población en la que el género femenino es prominente, las mujeres mexicanas están actualmente exigiendo justicia ante la violenca y prominente discriminación que hay en el país. Es por esto que hoy en día se pretende promover el lenguaje incluyente, el cual establece nuevas reglas que se orientan hacia una sociedad igualitaria y que fomentan una cultura del respeto y la no violencia hacia las mujeres (Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres, 2017).

 Ante ello, este trabajo pretende explorar y analizar la manera en la que el lenguaje incluyente ha impactado en el habla de la población mexicana.

Photo by Tim Mossholder on Pexels.com

La discriminación empieza desde el habla.

Ninguna lengua por sí sola es sexista o discriminatoria; sin embargo, el mal uso que se puede hacer de esta sí lo es. Por eso es importante conocer el lenguaje incluyente y saber cómo hacer uso de él. Lamentablemente, este tipo de comportamientos en el habla pasaron desapercibidos durante mucho tiempo.

La mayor parte de la sociedad ha crecido sin tener conocimiento de lo que esto es y normalizando la invisibilización a las mujeres.

Este lenguaje es un modo de expresión, principalmente oral y escrito, que busca darle un valor equitativo a las personas demostrando la diversidad que hay en la sociedad y permitiendo ofrecer visibilidad de todos los que participan en ella, logrando así una sociedad más integrada y que  promueve la igualdad entre la humanidad (INE, 2020).

De este modo, este lenguaje no cree en las neutralidades como lo es el uso genérico del masculino. México es uno de los países que tienen en su lenguaje la marca de género[1], por esto es muy común, gramaticalmente hablando, referirse al género masculino como una forma “universal” cuando se habla de un público en general en el cual se encuentren ambos, hombres y mujeres. Sin embargo, el uso del género femenino es un poco más “exclusivo”, puesto que este regularmente se utiliza cuando hay solamente mujeres presentes (Parlamento Europeo, 2018).  Y es precisamente por este tipo de uso que se debería de implementar cada vez más el lenguaje incluyente, porque utilizar el género masculino como representante de un todo es incorrecto, además de que el motivo de su origen no es nada más que el resultado histórico del patriarcado, el cual ha perdurado hasta la actualidad.

En su escrito, “Manual de comunicación no sexista hacia un lenguaje incluyente”, Claudia Guchiard afirma que:

La lengua castellana, al igual que todas las lenguas, procede de una larga tradición patriarcal. Como en el resto del mundo, en los países hablantes de la lengua española las mujeres no tenían derecho a la propiedad ni al voto ni tenían capacidad de decisión sobre sí mismas: eran propiedad de un hombre. Entonces, si quienes existían o valían para una sociedad patriarcal eran sólo los hombres, ¿quiénes podían ser nombrados o quiénes tenían derecho a ser nombrados? Parece que la posibilidad de que las mujeres lo fueran es muy restringida. ¿Cómo el lenguaje pudo haberse mantenido imparcial si los que existían en el mundo público sólo eran los hombres? ¿Cómo el lenguaje iba a referir a mujeres y hombres en igualdad cuando ellas estaban limitadas al mundo privado, como propiedad de un hombre? Baste recordar, además, que es hasta mediados del siglo xx que las mujeres consiguen el derecho al voto y empiezan a insertarse de forma masiva en el ámbito laboral.

Guichard, 2018

Existe también otro término que está relacionado con el genérico masculino universal y con el tan conocido sistema patriarcal: el androcentrismo.

Se le llama androcentrismo a cómo la sociedad ha inculcado a las personas el pensamiento de que todo lo que se realiza tiene poco impacto si lo hace una mujer, a cómo se inculcó que la toma de decisiones deberían ser hechas por un hombre, o que es el que tiene que hablar en representación de la mujer. Un ejemplo de esto es el de Rosalind Franklin, quien fue la mujer que descubrió la estructura del ADN; sin embargo, Watson y Crick recibieron el mérito de esto utilizando la fotografía tomada por Rosalind para complementar lo que en su momento era una teoría. En 1962, ellos recibieron un Premio Nobel y Rosalind murió sin nunca haber tenido crédito por ese descubrimiento. Se ha normalizado tanto este comportamiento en el lenguaje, que ya se dice sin pensarlo. A pesar de que en México la mayoría de la población está conformada por mujeres, aún hay personas que generalizan con el género masculino cuando se refieren a los gentilicios, como por ejemplo decir: “los oaxaqueños”, “los veracruzanos”, “los yucatecos”, entre otros.

Photo by cottonbro on Pexels.com

El androcentrismo tiene dos principales características, las cuales son la invisibilización y la exclusión. Cuando se habla de la invisibilización se hace referencia al ejemplo de Rosalind Franklin antes mencionado. Así como la situación por la que pasó ella, muchas mujeres científicas, artistas o profesionistas, han pasado y pasan por lo mismo. Hicieron increíbles descubrimientos que cambiaron al mundo; sin embargo, nunca se reconocieron o, al contrario, se reconocieron pero porque un hombre tomó el crédito de ello. Esto también puede estar representado gramaticalmente; cuando en un texto se habla de una persona sin determinar su sexo, se intuye casi automáticamente que se trata de un “él”. La perspectiva androcéntrica se tiene casi casi por default y se ha crecido con este pensamiento porque así lo ha impuesto la sociedad.

Por otro lado, tenemos la exclusión, la cual consiste en la omisión de las mujeres abierta y deliberadamente (Sau, 2001). En otras palabras, es cuando se le quita a la mujer el lugar que le corresponde y se rechaza o niega el valor o calidad que tienen las mujeres como personas autónomas. Un ejemplo de esto es cuando se le da mérito públicamente al trabajo hecho por un hombre, mientras que al trabajo hecho en casa por una mujer es totalmente ignorado, ya que se excluye el reconocimiento que tiene por haber contribuido en el mantenimiento del bienestar de la familia. 

Sea exclusión o invisibilización, ambas ocultan y niegan la participación de las mujeres en cualquiera de los dos ámbitos, tanto público como en privado.

Afortunadamente, este tipo de expresiones se pueden evitar. El español nos ofrece diferentes alternativas que podemos utilizar para evitar generalizar en masculino cuando se habla de grupos en donde ambos sexos están presentes.


¿Cómo evitar utilizar el masculino genérico?

Unas de las maneras con la que se puede ser incluyente a la hora de hablar es, por ejemplo, el desdoblamiento. Este método consiste en presentar palabras que se diferencían por el género que les corresponde, con el propósito de visibilizar a mujeres y hombres; con esto el lenguaje no es duplicado puesto que ambas palabras representan algo distinto, un masculino y un femenino.

Photo by Thirdman on Pexels.com

Ejemplos de desdoblamiento:

Las profesoras/ Los profesores.
Los alumnos/Las alumnas.
Las doctoras/ Los doctores.

Esto también aplica para los sustantivos comunes, aquellos que son invariables y que dependen de la palabra consiguiente para determinar el género, como los artículos o adjetivos.

Por ejemplo:

Los/las habitantes.
Los y las participantes.
Los y las estudiantes.


Alternativas no recomendables para el lenguaje incluyente.

Y así como hay opciones para evitar la invisibilización de la mujer, también hay opciones que durante mucho tiempo han empleado las personas creyendo que es correcto.

Una de las alternativas más populares es el uso del arroba. Esto es incorrecto,  puesto que lo que se pretende representar es un sonido y este signo no tiene un sonido en particular al momento de hablar.

La barra (/) y el paréntesis, es otra manera incorrecta de redactar el lenguaje incluyente ya que si se utilizan es necesario agregar a cada palabra la terminación femenina o masculina, saturando así los posibles textos y evitando la claridad al momento de leer.

Para reflexionar

Gracias a los tiempos actuales y a la información con la que se cuenta, será más sencillo que el lenguaje incluyente sea enseñado y empleado por todas y todos. La discriminación y violencia a la mujer es algo que debería erradicarse totalmente, así como los comportamientos y pensamientos machistas, y, ¿qué mejor que empezar con el habla?

*Este texto forma parte de un segmento de nuestro página, titulado “Desarrollando Perspectiva“, un espacio donde estudiantes de preparatoria, licenciatura y posgrado pueden publicar sus textos, guiados por un tutor. Los estudiantes recibieron correcciones, observaciones y recomendaciones para redactar sus textos, y estos son publicados tras el visto bueno del tutor. El tema escogido, así como sus planteamientos, responde enteramente a los intereses y sentido crítico de los estudiantes.

Referencias bibliográficas.

Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres. (2017). ¿Qué es el lenguaje incluyente y por qué es importante que lo uses? Consultado el 15 de abril de 2021.https://www.gob.mx/conavim/articulos/que-es-el-lenguaje-incluyente-y-por-que-es-importante-que-lo-uses?idiom=es

CONAPRED, Discriminación Mujeres. CONAPRED. Consultado el 15 de abril de 2021. https://www.conapred.org.mx/index.php?contenido=pagina&id=121&id_opcion=44&op=44

Guichard, Bello, C., (2018). Manual de comunicación no sexista. Hacia un lenguaje incluyente (2da edición). Instituto Nacional de las Mujeres. http://cedoc.inmujeres.gob.mx/documentos_download/101265.pdf

Instituto Nacional Electoral, Guía y recomendaciones sobre lenguaje incluyente en la comunicación institucional. INE. Consultado el 15 de abril de 2021. https://igualdad.ine.mx/lenguaje-incluyente/#:~:text=Lenguaje%20de%20manera%20incluyente,a%20quienes%20en%20ella%20participan.

Parlamento Europeo, (2018) Un lenguaje neutral en cuanto al género en el Parlamento Europeo.  Parlamento Europeo. Consultado el 15 de abril de 2021. https://scholar.google.es/scholar?hl=es&as_sdt=0%2C5&q=+Un+lenguaje+neutral+en+cuanto+al+g%C3%A9nero+en+el+Parlamento+Europeo&btnG=

Sau, V., (2000). Diccionario ideológico feminista. 3ª ed. vol. I. Barcelona: Icaria.

Zuluaga, Jaramillo, L., Z., (2016) La enseñanza del género gramatical en español como segunda lengua. Universidad La Gran Colombia. Consultado el 15 de abril de 2021. https://www.redalyc.org/jatsRepo/4137/413746578005/html/index.html


[1] Pueden identificarse como morfemas en casos relativos al sexo. Por ejemplo, la asociación de la vocal -o a los sustantivos masculinos y la vocal -a a los sustantivos femeninos, ambos como morfemas gramaticales de género (Zuluaga, 2016).

Diseñando una ciudad amigable con el adulto mayor: Ensenada, Baja California

Ana Guadalupe Alonso Hernández
Maestrante en Gerontología Social
anita_alonso@hotmail.com

La  vejez es un proceso irreversible  lleno de cambios biológicos y psicológicos de los individuos en interacción continua con la vida social, económica y cultural; una etapa de prejuicios y estereotipos cargada de inquietud, lástima, fragilidad y angustia predeterminada en ocasiones por el contexto; además de la pérdida de capacidades (motrices y cognitivas) y oportunidades, o simplemente evidenciada y limitada por un orden cronológico…la edad.  

El envejecimiento de la población se está produciendo en todos los países del mundo y ello, en conjunto con la  urbanización de las ciudades, planteará cambios para la política sanitaria y social. Para el año 2030, dos tercios de la población mundial residirán en ciudades y, en muchas zonas urbanas del mundo desarrollado, el 25% o más de su población tendrá 60 años o más (Kalache, A. 2010).

El mejoramiento de vida del adulto envejecido no tiene que ver solamente con espacios adecuados como la vivienda, mobiliario o espacios públicos que en muchas de las ocasiones no garantizan la funcionalidad, seguridad y tranquilidad; las necesidades cambian, debe diseñarse considerando las limitaciones propias del adulto mayor, donde se ofrezca la capacidad de movilidad, traslado y comunicación adecuadamente. La población mayor de 60 años es la que más crece cada año, por ello, la planeación adecuada de la vivienda y el espacio público demandará en un corto plazo la satisfacción espacial de la población envejecida; cambiar la percepción de la vejez e involucrar al actor clave ayudará a la planificación y ejecución de los programas.

Un urbanismo gerontológico debe proponer soluciones e innovación de espacios que aporten lineamientos de diseño que se acerquen a las necesidades del adulto mayor tomando en cuenta sus actividades y su entorno físico-espacial, donde la experiencia propia del individuo en cuestión será de gran importancia para la construcción  de nuevos espacios o adaptación/modificación de los existentes (Salas-Cárdenas & Sánchez-Gonzélez, 2014).

Photo by Meruyert Gonullu on Pexels.com

Ciudades amigables con el adulto mayor

“La Organización Mundial de la Salud [OMS] considera que el envejecimiento activo constituye un proceso que dura toda la vida y es afectado por varios factores que, por sí solos y en conjunto, favorecen la salud, la participación y la seguridad en la vida de los adultos mayores” (OMS, 2007). Basado en lo anterior surge “Ciudades Amigables con los Mayores: Una Guía”, que tiene como propósito lograr que las ciudades del mundo planifiquen el envejecimiento como parte integral del sistema urbano y se comprometan con la necesidad de tener que transformar nuestras sociedades para adaptarlas y hacer de ellas un ambiente más amigable para nuestra población envejecida.

Es evidente que la ciudad de Ensenada, Baja California, carece de soluciones para las personas de la tercera edad en relación con vivienda e infraestructura urbana de la ciudad. Por mencionar, existe el mal estado de las aceras y calles, impactando sobre la capacidad para caminar y trasladarse en su entorno; aceras angostas, desniveles, peraltes altos, sin rampas y abarrotadas por vendedores ambulantes que representan un peligro potencial.  La falta de espacios verdes públicos para el descanso y esparcimiento que brinden seguridad, señalización adecuada e iluminación; carencia de baños públicos con accesos para discapacitados localizados estratégicamente en el entorno; en algunas ocasiones una vivienda que afecta la capacidad de autonomía y movilidad, y servicios esenciales inadecuados como el transporte serían solo una parte de los puntos focales a integrar dentro plan de acción de desarrollo urbano de nuestra ciudad.

 La guía de la OMS antes mencionada puede ser implementada en la ciudad de Ensenada identificando ocho áreas de importancia, que son: espacios exteriores y edificios; transporte; participación ciudadana y empleo; respeto e inclusión social; apoyo comunitario y servicios de salud; vivienda; participación social; y comunicación e información (OMS, 2007). El trabajo multidisciplinario de gobierno, iniciativa privada y profesionales con formación gerontológica, especialmente arquitectos y urbanistas, jugarán un papel importante donde no solamente se resuelvan correctamente edificios como la vivienda, residencias, hospitales o infraesctructura pública, sino también espacios adecuados por medio de una planeación, adaptación y propuestas espaciales donde se ofrezcan soluciones anticipadas a las características y necesidades cambiantes de la población adulta mayor.

La colaboración y el intercambio de ideas para mejorar las expectativas del adulto mayor así como la necesidad de investigación y capacitación vendrá a evolucionar las teorías científicas y empíricas sobre el envejecimiento individual y social. Cuando logremos entender al individuo desde su interior y comprender que el cuerpo envejecido es solo el medio condicionado, empezaremos a trabajar con el adulto mayor y no a trabajar al adulto mayor. Los retos de una planificación urbana gerontológica vendrá cargada de una serie de desafíos comprometidos con el entorno del adulto mayor ante la necesidad de una mayor sensibilidad para generar espacios para crecer, vivir y envejecer en el lugar.

*Este texto forma parte de un segmento de nuestro página, titulado “Desarrollando Perspectiva“, un espacio donde estudiantes de preparatoria, licenciatura y posgrado pueden publicar sus textos, guiados por un tutor. Los estudiantes recibieron correcciones, observaciones y recomendaciones para redactar sus textos, y estos son publicados tras el visto bueno del tutor. El tema escogido, así como sus planteamientos, responde enteramente a los intereses y sentido crítico de los estudiantes.

Referencias bibliográficas

Kalache, A. (2010). Hacia las ciudades amigables con las personas mayores. Autonomía
personal (1), 30-35. https://autonomiapersonal.imserso.es/InterPresent2/groups/revistas/documents/binario/rap1afondo_03.pdf

Salas-Cárdenas, S. & Sanchez-González, D. (2014). Envejecimiento de la población, salud y
ambiente urbano en América Latina: Retos del urbanismo gerontológico. Contexto:
revista de la Facultad de Arquitectura Universidad Autónoma de Nuevo León
(9), 31-49. https://contexto.uanl.mx/index.php/contexto/article/view/26

World Health Organization. (2007). Ciudades globales amigables con los mayores: Una guía, 1-73. https://www.who.int/ageing/age_friendly_cities_guide/es/

#AbortoLegalSeguroYGratuito: el poder de un hashtag

Ana Michel Martínez Gutiérrez, ana.martinez85@uabc.edu.mx
Jacqueline Sofía Pacheco López, jacqueline.pacheco@uabc.edu.mx
Leslie Alejandra Rojas Gutiérrez, rojas.leslie@uabc.edu.mx
***Este cartel es el producto de un trabajo de investigación desarrollado por estudiantes de licenciatura en la Universidad Autónoma de Baja California en el marco de la materia Análisis de discurso. Las estudiantes recibieron orientación teórico-metodológica para diseñar su investigación. El tema escogido, así como sus planteamientos, responde enteramente a los intereses y sentido crítico de las estudiantes.

Los contenidos publicados y viralizados en redes sociales a veces se comportan como campos discursivos de batalla donde los hashtags sirven como amplificadores de algunos mensajes. Sin embargo, en muchas circunstancias, los hashtags pueden convertirse en herramientas de doble filo. A continuación se presenta un análisis del hashtag #AbortoLegalSeguroYGratuito y cómo su uso es recurrido tanto por defensores y como opositores del aborto en Latinoamérica.


Las muestras de investigación se podrán encontrar abajo de este cartel.

Muestras:

¿Y tú qué opinas? ¿Puede un hashtag ser vehículo discursivo para un cambio social?

Cuando el body positivity cae en body shaming

Adriana Camarena, adriana.camanera@uabc.edu.mx
Ibérica B. Ramírez, iberica.ramirez@uabc.edu.mx
Sarah I. López, lopez.sarah@uabc.edu.mx
***Este cartel es el producto de un trabajo de investigación desarrollado por estudiantes de licenciatura en la Universidad Autónoma de Baja California en el marco de la materia Análisis de discurso. Las estudiantes recibieron orientación teórico-metodológica para diseñar su investigación. El tema escogido, así como sus planteamientos, responde enteramente a los intereses y sentido crítico de las estudiantes.

Hana Uzaki es una personaje del manga japonés Uzaki-chan wa Asobitai! Hana es una estudiante de 19 años caracterizada por su corta estatura, cintura estrecha y busto de 96 cm. Recientemente su ilustración desató una controversia en redes sociales como Twitter. A continuación se presenta y analiza un ejemplo de cómo la discusión en torno a la heroína devela discursos de aceptación y rechazo a la estética de ciertos cuerpos.


¿Y tú qué opinas? ¿Es que el body positivity cae en el body shaming por reivindicar otros cuerpos que antes eran estigmatizados?

He aquí el tweet original:


Sobre el doblaje y el subtitulado en México

Mario Iván García Rivera
estudiante de la Lic. en Traducción de la Universidad Autónoma de Baja California
garcia.mario45@uabc.edu.mx

En estas líneas se presentarán algunos de los tipos de técnicas de traducción que existen y la magnitud que conlleva el uso de cada uno de estos en su aplicación al doblaje y subtitulado en México. Se comentará la presencia  de la pragmática y la sociolingüística en el doblaje así como la inclusión de la lengua de señas. Por último y no menos importante, se discutirá sobre los mexicanismos.

            Para empezar, el doblaje y la subtitulación no son temas sencillos por sí solos como se puede llegar a pensar. El doblaje no simplemente consiste en aplicar diferentes métodos para lograr una traducción correcta e insertarla encima de la película, sino que los gestos del actor deben coincidir con los de la cinta original. Por otro lado, la subtitulación tampoco se libra de ser un poco compleja ya que toma en cuenta más aspectos, como lograr un texto cómodo para el ojo humano, limitado a entre 28 y 38 caracteres (Hurtado, 2001, p.80) por línea.

            La importancia de conocer y saber aplicar las técnicas de traducción es principalmente para comunicar a alguien algo que no entiende o algo con lo que no está familiarizado (Hurtado, 2001, p. 28), pero saber aplicar apropiadamente estas técnicas es además transmitir el mensaje junto con su finalidad y tono, ya sea de comedia, terror, o cualquier emoción. Claro está que no siempre es necesario buscar el tipo de técnica perfecta para una traducción, ya que puede ser que con una simple traducción literal de la lengua original sea suficiente.

            En la siguiente tabla se explicarán las técnicas de traducción en base al autor Hurtado Albir en Traducción y Traductología (2001).

TécnicaDefiniciónEjemplos del inglés al español
TransposiciónSe cambia la categoría gramatical.Before he comes back (verbo) por antes de su regreso (sustantivo)
ModulaciónCambio de punto de vista, enfoque o de categoría de pensamiento.Make your check payable to Libre su cheque a nombre de.
EquivalenciaDa cuenta de una misma situación empleando una redacción completamente distinta.God bless you! Y ¡Salud!.   Si una persona angloparlante se disculpa: excuse me! En castellano no podrá decirse permiso sino ¡Perdón!
AdaptaciónSe utiliza una equivalencia reconocida entre dos situaciones.Por ejemplo, cambiar baseball por fútbol en una traducción al español.
ExplicitaciónIntroducción de información implícita en el texto original.We’ve seen the great art y Hemos visto las grandes obras de arte.
OmisiónElimina en español las redundancias y repeticiones propias de la lengua inglesa.The commitee has failed to act y La comisión no actuó.
CompensaciónIntroduce en otro lugar del texto información o efecto estilístico que no ha podido ser colocado en el mismo sitio que en el texto original.The praise he gets in the remembrances of sentimentalists a Los elogios nostálgicos que le dedican los sentimentalistas.
AmplificaciónSe introducen precisiones no formuladas en el texto original: informaciones, paráfrasis explicativas, notas del traductor, etc.We passed close to Georgette dancing with another one of them y Pasamos junto a Georgette que bailaba con otro de ellos.

            Es sencillo darse cuenta de cuándo se utilizan las diversas técnicas de traducción. A continuación mencionaré algunos ejemplos de la película Star Wars: The Clone Wars (2008). Anakin Skywalker y Obi-Wan Keboni reciben a una nueva padawan a mitad de un enfrentamiento, asignándola como aprendiz de Anakin. Poco después, en el minuto 11:04, Anakin dice there’s been a mix-up, cuando en el doblaje al español es traducido por hubo un malentendido. Nótese la traducción entre mix-up y malentendido. En el siguiente diálogo, Ahsoka hace referencia a Anakin Skywalker como Skyguy y en su doblaje cambia a Skywito. Posteriormente, en el minuto 14:02, Anakin le dice a su nueva aprendiz snips, mientras que en el doblaje al español optaron por traducirlo como sabionda.


            La pragmática, junto con la sociolingüística, sin duda alguna juega un papel importante en el doblaje. Con esto el traductor puede guiarse para optar por alguna técnica de traducción, ya que aquí se toma en cuenta el contexto para lograr emitir el mensaje apropiadamente y no causar una confusión con base en la situación de la traducción. En la película Star Wars: Episodio III – La Venganza de los Sith al finalizar el duelo, Anakin Skywalker y Obi-Wan Kenobi mantienen un diálogo en el cual no es necesario aplicar algún tipo de técnica de traducción debido a que una traducción literal es suficiente. En este diálogo Anakin le dice a Obi wan: I hate you! Mientras Obi-Wan responde: you were my brother, Anakin. En esta escena se realiza una traducción literal: ¡Te odio! y Eras mi hermano Anakin puesto que no es necesario optar por una técnica en específico. La escena, los sentimientos y la pragmática juegan su parte en este diálogo.

            Un género de los doblajes donde hay mucha presencia de gestos es el anime; en México, por ejemplo, se transmitían  Dragon Ball, Naruto, Sailor Moon, etc. En estos suceden acciones menos realistas donde los personajes están en constantes cambios de humor, transformaciones inhumanas, agotamiento extremo, y más. Esto claramente le daba su propio toque a los doblajes en México. En estas situaciones también se encuentran algunas técnicas mencionadas anteriormente y la influencia de la sociolingüística y la pragmática. Por ejemplo, el personaje Naruto en el doblaje en México dice frases como soy el más perrón aquí, el famoso ¡Maldito insecto! o eres un insecto del personaje de Vegeta en el anime Dragon Ball.

            Al ser programas de origen japonés, se encuentra la traducción y adaptación de algunas frases o kanji. En Naruto, 神羅天征 leído como shinratensei, podría representar cierto obstáculo para algunas personas que no estén muy adentradas al lenguaje del japonés ni del kanji, ya que estos representan lecturas diferentes por cada kanji y diferentes representaciones. Los kanjis, por sí solos, representan lo siguiente:

  • 神: Dios, mente o espíritu.
  •  羅: gasa, Roma, arreglar.
  • 天: cielo, imperial.
  •  征: subyugar, atacar a los rebeldes.

En doblaje en la transmisión dirigida a México se optó por empujón divino.

            Conocer o aprender acerca de la cultura, la sociolingüística e incluso el vocabulario de la lengua que se está doblando al español no debe pasar desapercibido; esto nos ayudará a comprender el mensaje y con qué fin se quiere transmitir, ya que, si esto no se toma en cuenta, no se tendrá noción de qué quiere decir algún diálogo o texto, ni mucho menos su finalidad. Por ejemplo, no hay una manera literal de traducir tengo hambre o I am hungry a japonés. Esto es debido a que en japonés se dice お腹が空いた (onakagasuita); esto traducido al español quiere decir (mi) estómago se vació.


Los mexicanismos pueden ser una parte esencial en el doblaje ya que se puede emitir el mensaje llegando al público mexicano con el mismo sentido que el de la lengua original, pero con mayor familiaridad. Esto es gracias a que este tipo de expresiones forman parte de la cultura mexicana (González. E., et al., 2012 , p. 376). Un claro ejemplo del uso de estos mexicanismos y de la técnica de traducción “adaptación” se puede apreciar en las películas de Deadpool en la traducción que se hizo del inglés al español. Algunos ejemplos de esta técnica de traducción son: siempre-sucio, ¡No mames!, wey. De igual manera, estos modismos son vistos en películas mexicanas o en películas extranjeras con unos que otros personajes mexicanos.

Por otra parte, no hay que dejar de lado a las personas con discapacidad, como la sordera, cuando se trabaja en alguna traducción. “Hay sólo 40 intérpretes certificados para auxiliar a los más de 700 mil sordos que arrojan los datos oficiales del Inegi”, menciona un comunicado del Sistema de Información de la Secretaría de Gobernación. Para tomar acciones sobre este problema, se crea la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad. Por ejemplo, en su artículo 12, sección V, se establece que en los programas educativos se deberán implementar estenografías proyectadas o interpretes de Lengua de Señas Mexicana.

Como es de saberse, la subtitulación no es una alternativa para personas con sordera. La Secretaría de Salud (2019) menciona que tres de cada mil recién nacidos presentarán discapacidad por hipocausia a nivel nacional. Tomando en cuenta el Censo de Población y Vivienda 2020, en México viven 126,014,024 personas y hay 6,179,890 personas con algún tipo de discapacidad, del cual un 22% representa a las personas que no pueden oír o presentan dificultades para escuchar.


Considero que se trata de un problema al que no se le ha puesto demasiada atención debido a que las únicas veces en las que personalmente he visto intérpretes es en eventos políticos o programas de televisión donde haya presencia política, como en fechas cercanas a votaciones. Podría comprender la ausencia de estos intérpretes en pequeños municipios como en el que resido; pero, en mi experiencia de varios años viajando alrededor de varios estados de México y con mi poco consumo de programas y películas en televisiones y cines que he tenido en dichos estados, encuentro la misma ausencia de este tipo de interpretaciones.

Como conclusión, podemos reconocer por qué es fundamental conocer estas técnicas de traducción e interpretaciones como con el lenguaje de señas si se pretende transmitir el mismo mensaje en algún doblaje o subtitulación. Del mismo modo hay que tomar en cuenta hacia qué público va dirigido el mensaje y los factores que lo sostienen, y aprovecharlos a favor nuestro, considerando la cultura de cada lengua, los modismos y la pragmática.

*Este texto forma parte de un segmento de nuestro página, titulado “Desarrollando Perspectiva“, un espacio donde estudiantes de preparatoria, licenciatura y posgrado pueden publicar sus textos, guiados por un tutor. Los estudiantes recibieron correcciones, observaciones y recomendaciones para redactar sus textos, y estos son publicados tras el visto bueno del tutor. El tema escogido, así como sus planteamientos, responde enteramente a los intereses y sentido crítico de los estudiantes.

Referencias

Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión. (2018). Ley general para la inclusión de las personas con discapacidad. http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/LGIPD_120718.pdf

Censo de Población y Vivienda. (2020). Discapacidad en México. Instituto Nacional Estadístico y Geográfico. http://cuentame.inegi.org.mx/poblacion/discapacidad.aspx

González, E., Ramírez, D., & Rodríguez, J. (2012). Doblaje y subtitulado de mexicanismos en el lenguaje cinematográfico. Una perspectiva mexicana. https://idus.us.es/bitstream/handle/11441/34376/Pages%20from%202-7.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Hurtado, A. (2001). Traducción y traductología. Ediciones Cátedra .

Secretaría de Salud. (10 de febrero de 2019). 046. En México, tres de cada mil nacidos presentarán discapacidad por sordera. Gobierno de México. https://www.gob.mx/salud/prensa/046-en-mexico-tres-de-cada-mil-nacidos-presentaran-discapacidad-por-sordera#:~:text=En%20M%C3%A9xico%2C%20tres%20de%20cada%20mil%20nacidos%20presentar%C3%A1n,del%20Tamiz%20Auditivo%20Neonatal%20en%20pacientes%20de%20Quer%C3%A9taro.

Sistema de Información Legisltiva de la Secretaría de Gobernación (2018). Que reforma y adiciona los artículos 20 de la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidd y 161 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiofusión, a cargo de la diputada María Luisa Beltrán Reyes, del grupo parlamentario del PRD. http://sil.gobernacion.gob.mx/Archivos/Documentos/2018/02/asun_3666940_20180216_1518543623.pdf

Hablemos de autismo

Lilia María Vallejo Ruiz
Pro Autismo

Bueno, voy a hablar de autismo desde mi único e irrepetible punto de vista.

A mi hijo Sebastián lo diagnosticaron en el Children’s Evaluation Center de Tucson, Arizona cuando tenía dos años y medio.  Me dijeron que tenía un retraso severo global en todas las áreas y un desarrollo con características de autismo.  Ahí empezó mi confusión: ¿características de autismo? Entonces pregunté, ¿pero tiene o no tiene autismo? La respuesta que me dieron me siguió confundiendo: No lo sabemos, tiene que recibir terapia durante un año y ser evaluado de nuevo.

En aquel tiempo podías escuchar: “tiene síndrome de Kanner”, “tiene un trastorno del desarrollo”, “tiene agnosia verbal auditiva”, “espectro del autismo”, “autismo”. Ahora le llaman TEA por las siglas de “Trastorno del espectro autista” o del autismo según se traduzca.

También se decía que el autismo era un síndrome; ahora se dice que es una condición de vida.  En aquel tiempo de confusión con las etiquetas, pensaba con sarcasmo, entonces diré que mi hijo tiene “fregadoxia mixta y compuesta”.

Se entendía mejor cuando le llamaban síndrome, porque el significado de la palabra lo dice; además lo comparaba con el síndrome de Down, es decir, no es una enfermedad sino un conjunto de características que comparten o hacen similares a ese grupo de personas.

Lili con su hijo Sebastián.

Los niños con síndrome de Down se reconocen fácilmente porque tienen similitudes físicas y un marcador biológico. Reconocer a un niño con autismo se complica porque no tienen similitudes físicas ni marcador biológico, sino que las similitudes o características que comparten son dificultades en el área de comunicación, la cual repercute en la socialización y el comportamiento. Pero va más allá porque esto se debe a que su cerebro procesa diferente la información que entra por todos sus sentidos, lo cual incide en su forma de aprender, entender el mundo y, por ende, en su comportamiento.

Para un papá, un profesional o cualquier persona que esté iniciando en este tema, será muy difícil entenderlo y comprenderlo.  Puede ser más fácil imaginar qué puede sentir una persona con ceguera, con sordera, con impedimentos motores, etc., y darnos una idea de cómo poder ayudarlo, que imaginar qué sentirá una persona con autismo.

Imaginar lo que siente, cómo procesa la información y explicar el comportamiento de una persona con autismo es mucho más complicado. Para lograr esto a mí me ayudaron mucho los textos de Gary Mesibov, Temple Grandin y Hilde Clerk.  Hoy en día también aprendemos de las personas que están en el extremo leve del espectro porque nos pueden decir qué sienten y cuáles son sus dificultades.

Por otra parte, al ser definido como un “espectro”, entiéndase no como fantasma que es lo que a todos nos viene a la mente, sino como “variedad de elementos, tendencias, clases etc., que forman un todo”, entonces el TEA va desde leve, moderado a severo y dentro de éstos, puede ser muy leve, menos leve, poco leve, muy moderado, poco moderado, menos moderado, poco severo, menos severo, muy severo. Además, con o sin discapacidad intelectual, la cual también va desde leve, moderada a severa, en algunos casos puede haber otros padecimientos, discapacidades etc., etc., y bla, bla, bla que nos pueden estresar y complicar la existencia. De hecho, en algún estudio leí que los padres de niños con autismo son los más estresados del planeta, comparándolos con los papás que tenían hijos con otras condiciones especiales diferentes al autismo.

Centro Interdisciplinario de Atención al Autismo en Tijuana, México

 Con esto quiero enfatizar los siguiente: hay profesionales que dicen que no hay niveles ni diferencias, que todos son iguales.  Son iguales en valor y dignidad, igual que todos los seres humanos; son valiosos únicos e irrepetibles, de eso no hay duda.  Pero por supuesto que la realidad nos muestra que hay diferencias; el DSM-V no está equivocado. Todos los seres humanos somos diferentes en cuanto a habilidades y debilidades.  El hecho de que todos los seres humanos seamos diferentes no significa que unos valen menos y otros más, que eso quede claro.  Mi hijo con autismo severo vale lo mismo que el presidente del país más rico del mundo. Todos somos iguales en valor y dignidad. Así que no tengo por qué sentirme avergonzada o menospreciada por el hecho de que mi hijo no tiene la inteligencia o habilidades de otros. Aclarado este punto, luego entonces, es muy importante que conozcamos bien al hijo que nos tocó, su nivel de autismo, nivel de inteligencia, sus habilidades, fortalezas y debilidades, además de comprender y entender qué significa tener autismo para poder ayudarlo.  

Esto sería apenas el principio de las dificultades que encontraremos en el camino y las cuales debemos superar. Otras serán la discriminación, el rechazo, la falta de información, la falta de servicios, etc., etc., por parte de la comunidad y muchas dudas sobre cómo enseñar a nuestro hijo a hacer tal y cual cosas, que van desde actividades como vestirse, comer, dormir, ir al baño, hasta comunicarse, nombrar y reconocer objetos, alimentos, lugares, etc., etc., hasta leer, escribir y más etc., etc., que en el caso de cualquier niño, sería tan normal y común como mandarlo a la escuela.

Bueno, poner los pies sobre la tierra, sin menospreciar o sobrevalorar, sin descuidar o sobreproteger, nos acercará más a la aceptación de nuestra realidad y ésta nos llevará a amar verdaderamente a nuestro hijo por lo que es y no por lo que quisiéramos que fuera.

Disponible también para terapias en línea

Las dudas que tenía cuando mi hijo era pequeño, ¿irá a hablar?, ¿irá a estudiar en la universidad?, ¿se irá a casar?, ¿tendrá hijos?, ¿irá a trabajar?, ¿será independiente?, dudas que me comían el alma, ahora a sus 33 años tienen respuesta: no habla, no irá a la universidad, no se casará, no tendrá hijos, no será independiente, trabajará en un taller protegido, necesitará custodia hasta el fin de sus días.

Los que se encuentran en el otro lado del espectro sí lo podrán hacer, si así lo desean, como varios que conozco, entre ellos un médico que atiende a mi esposo.

A pesar de que esta historia parece triste, no lo es; es una vida de lucha, de esfuerzo, de logros y felicidad. No estamos solos, siempre hay alguien que empezó antes que nosotros, gente que nos ayudó y nos abrió el camino, pioneros en el mundo, pioneros en nuestro país, que nos inspiraron a seguir adelante. También hay siempre personas muy generosas que nos apoyan para lograr nuestros sueños; muchas gracias de corazón a todas ellas.

Finalmente, aquí seguiremos nosotros, con el favor de Dios, para acompañarte, ayudarte y seguir “hablando de autismo”.

Lilia María Vallejo Ruiz es directora del Centro Interdisciplinario de Atención al Autismo, ubicado en Tijuana, México, y madre fundadora de la Asociación Pro Autismo, A. C. desde 1994. Actualmente, Sebastián asiste a un taller de capacitación para el trabajo con personas con autismo, administrado por la misma Asociación.

Si te gustaría apoyar a la Asociación Pro Autismo, haz click aquí.



¿Qué es la gramática?

Yesenia de la Torre Beaven
Lic. en Comunicación y maestrante en Cultura escrita
yesenia.beaven@gmail.com

Muchas personas aún consideran a la gramática como una serie de reglas complicadas que solo usan las “personas cultas” o aquellas con un cierto nivel de estudios, pero esto no es así. Más que reglas, la gramática es la estructura de una lengua, es la forma en que se organiza el lenguaje para formar frases y oraciones en un idioma determinado. La gramática sirve para expresarnos efectivamente cuando hablamos o escribimos y permite que los demás entiendan nuestras ideas y pensamientos con claridad. 

¿Sabías que desde niños aprendemos la gramática de nuestra lengua materna sin ningún tipo de educación formal?

Cuando empezamos a hablar, además de las palabras, también asimilamos la forma en que éstas se unen y combinan dependiendo de lo que queremos decir: de esto se trata la gramática.


Una de las formas de entender mejor una lengua es observando sus transformaciones a través del tiempo y esto es posible gracias a las aportaciones de aquellos que estudian el lenguaje.  Los siguientes gramáticos, cada uno desde el contexto de su tiempo y lugar, contribuyeron al entendimiento y la preservación de su lengua de origen; por esto se les considera figuras emblemáticas de la historia de la gramática. 


Entender el funcionamiento de una lengua puede traer ventajas en entornos educativos, laborales y en nuestra vida diaria; sin embargo, la gramática no revela si hablamos “bien” o “mal” una lengua sino qué tanto la conocemos y si la utilizamos a nuestro favor en situaciones comunicativas concretas.

*Este texto forma parte de un segmento de nuestro página, titulado “Desarrollando Perspectiva“, un espacio donde estudiantes de preparatoria, licenciatura y posgrado pueden publicar sus textos, guiados por un tutor. Los estudiantes recibieron correcciones, observaciones y recomendaciones para redactar sus textos, y estos son publicados tras el visto bueno del tutor. El tema escogido, así como sus planteamientos, responde enteramente a los intereses y sentido crítico de los estudiantes.

Bibliografía

Corredor Tapias, J. & Romero Farfán, C. (julio-diciembre 2009). Seis gramáticos celebérrimos, y sus gramáticas: Panini, Dionicio de Tracia, Antonio de Nebrija, Andrés Bello, Rufino José Cuervo Urisarri y Miguel Antonio Caro Tobar. Cuadernos de Lingüística Hispánica 14, pp. 199-222. https://www.redalyc.org/pdf/3222/322227520013.pdf

La UNESCO vs la desinformación

Francisco J García
Lic. en Arquitectura, maestrante en Cultura escrita y podcaster
fcogarcia@msn.com

Para platicarles del tema, me voy a regresar al año de 1996 cuando, junto con otros compañeros, hice un viaje a la ciudad de Barcelona, España. Nosotros íbamos a un Congreso de Arquitectura y uno de nuestros maestros nos sugirió que solicitáramos en la Universidad de San Diego, California, la credencial de estudiante por la UNESCO. “Esa credencial les va a servir de mucho: seguridad y descuentos a museos, galerías, espectáculos, etc.” Esa fue la primera vez que yo escuché de la organización.

¿Qué es la UNESCO/OUNESK? Es la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura; un organismo especializado de las Naciones Unidas que se dedica a instruir a la sociedad en una gestión más eficaz de su propio desarrollo, a través de los recursos naturales y los valores culturales, con la finalidad de modernizar y tener progreso en el mundo, sin perder la identidad cultural. Es una organización pacifista que tiene como principal objetivo el apoyo a la alfabetización. La UNESCO promociona la libre circulación de ideas por diferentes medios audiovisuales, fomenta la libertad e independencia de prensa con diferentes programas. A lo largo de este texto hablaré sobre la postura de la UNESCO ante la desinformación. Como subtemas examinaré qué está haciendo, cómo maneja la información y qué está sucediendo en México. Considero que estos temas cobran relevancia a raíz de que últimamente sale a relumbrar más el tema que se conoce como las como fake news, las cuales se pueden definir como informaciones falsas, divulgadas por los medios tradicionales y las redes sociales, cuya finalidad es engañar o manipular al público para lograr objetivos que responden a intereses particulares.

Desinformación y la UNESCO

La “desinformación”, como concepto, proviene de la traducción literal del término ruso dezinformatsia, empleado por los soviéticos en los años veinte para referirse a las campañas de “intoxicación” que, según ellos, lanzaban los países capitalistas. (Burgueño, 2018) Aunque la desinformación existe desde tiempos muchísimo más remotos, esta ha sido un recurso útil para cualquier círculo de poder que busca cumplir un objetivo sobre la conciencia colectiva.

Tomando como ejemplo la pandemia del COVID 19, se dice que la “desinformación” está, de alguna manera, alimentando a la pandemia. “Nuestro enemigo es también el creciente aumento de la desinformación” (UNESCO, 2020a), así lo dijo el Secretario General de las Naciones Unidas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha identificado a la “desinformación” como una segunda pandemia. Existe una sobreabundancia de información, algunas veces precisa, otras no; eso hace más difícil que la sociedad confíe en las recomendaciones e instrucciones institucionales cuando es necesario.

La UNESCO ha dado a conocer su postura ante la “desinformación” con varios “policy briefs”, informes políticos por su traducción literal, ya que, con el volumen y velocidad con la que circula la información falsa dentro de la “infodemia”, se produce también una “desinfodemia” peligrosa, de información falsa, errónea y a veces malintencionada. Mientras que la información debe fortalecer y educar, la “desinformación” perjudica, al poner vidas en peligro, y conduce a la confusión y al desacuerdo. La UNESCO menciona que es difícil mantener estadísticas de la “desinformación” por sus alcances y su rápida difusión, pero es posible manejar cifras aproximadas. Por ejemplo:

Sobre la base de un análisis de aprendizaje automático (machine learning) de 112 millones de posteos públicos realizados en 64 idiomas en distintas redes sociales, todos relacionados con la pandemia del COVID-19, los investigadores de la Fundación Bruno Kessler detectaron que un 40% de los mensajes provenían de fuentes poco fiables.

UNESCO, 2020
Photo by Andrea Piacquadio on Pexels.com

La UNESCO en México

Los anteriores son algunos de los puntos que la UNESCO ha estado estudiando y publicando en sus informes políticos, para ello también hace un gran énfasis en el gremio del periodismo, el cual se ha visto afectado con más restricciones y mayores riesgos, incluso con la supresión de su derecho a la libre expresión. La UNESCO ha tomado varias medidas en medio de esta crisis para defender el periodismo de calidad. Por otra parte, también se ha reconocido al periodismo como un elemento esencial para la sociedad, en el presente y futuro de la comunicación. “La necesidad de garantizar la seguridad de periodistas también ha sido enfatizada, por varios grupos independientes tales como el Grupo de Amigos sobre Seguridad de Periodistas en Nueva York, Ginebra, Viena y Paris”(UNESCO, 2020).

En México la UNESCO ayuda con estrategias a las áreas locales al actuar como conexión especializada en asistencia técnica entre los diferentes poderes de gobierno, las instituciones, las organizaciones de la sociedad civil, las comunidades y actores sociales protagonistas, creando un círculo que ayude al bienestar social, una tarea difícil pero no imposible.

Por otro lado, en su página principal, UNESCO México tiene un plan de acciones ante la emergencia sanitaria del COVID-19. Esto se ve reflejado, por ejemplo, en un podcast de nombre “Voz de la Diversidad”. Los siguientes son algunos episodios que se encuentran de forma gratuita en la página. En promedio duran 10 minutos cada uno y se pueden encontrar en este link:

  • Diplomacia científica y para la salud, por Marga Gual Soler.
  • Bioética y COVID 19 por Jennifer Hincapie Sánchez.
  • COVID 19 y Pueblos Indígenas, por Irma Pineda Yodo.

 “La UNESCO se compromete a apoyar a los gobiernos para el aprendizaje a distancia, la ayuda científica, el apoyo a los diferentes canales de información y para que, juntos, compartamos conocimiento, más que este virus” (UNESCO, 2020b).

No te pierdas este podcast.

Medidas para combatir la desinformación

Las motivaciones para la desinformación son diversas. Pueden ser fines económicos o políticos, para culpar a terceros o polarizar a las personas. La desinformación implicada puede ser compartida por individuos, grupos o diferentes medios de comunicación. En varias ocasiones la “desinfodemia” encubre falsedades entre informaciones veraces y se disfraza en formatos familiares.

Gran parte de la responsabilidad también está en la sociedad, en el qué, cómo y dónde leen la información. Recientemente, la Secretaría de Cultura (2020) publicó unas recomendaciones sobre qué observar y a qué prestarle atención para identificar si lo que se lee es una noticia falsa. Esta dice que las noticias falsas se caracterizan por:

  1. Estar publicadas en medios de poco prestigio.
  2. Ser anónimas.
  3. No mencionar fuentes de información.
  4. A veces, el tema del titular, el contenido y las imágenes no concuerdan.
  5. Apelar a prejuicios y buscar mover sentimientos como odio racial o de clase, alarma social, individualismo, etc.
  6. Tener formatos descuidados o inusuales.
  7. Imitar el formato/nombre de otros medios más conocidos.

Si una fuente de consulta cuenta con algunas de estas características, lo más recomendable es, primero, evitar compartir su contenido con otras personas, y segundo, validar la información en alguna otra fuente de mayor credibilidad.

Conclusiones

La UNESCO ha intensificado sus esfuerzos por proporcionar apoyo a la población con información de calidad, actualizada por diferentes medios de comunicación. Están muy conscientes de que, como respuesta a esta crisis, se tiene que reforzar el trabajo para controlar la velocidad con la que se distribuye la “desinformación” o las fake news. Por lo tanto, es muy importante, como lectores, buscar información con fundamentos, de instituciones con alto nivel de credibilidad y periodismo profesional, en la cobertura de diferentes temas. No olviden que la información debe fortalecer y educar, mientras que la desinformación perjudica al poner vidas en peligro, conduce a la confusión y al desacuerdo y afecta la toma de decisiones.

*Este texto forma parte de un segmento de nuestro página, titulado “Desarrollando Perspectiva“, un espacio donde estudiantes de preparatoria, licenciatura y posgrado pueden publicar sus textos, guiados por un tutor. Los estudiantes recibieron correcciones, observaciones y recomendaciones para redactar sus textos, y estos son publicados tras el visto bueno del tutor. El tema escogido, así como sus planteamientos, responde enteramente a los intereses y sentido crítico de los estudiantes.

Bibliografía

Burgueño, J. M. (2018, 25 mayo). Fake news, un fenómeno nuevo con siglos de historia. Telos-Fundación telefónica. https://telos.fundaciontelefonica.com/fake-news-fenomeno-nuevo-siglos-historia/

Secretaría de Cultura (2020, 8 diciembre). ¿Sabes cómo identificar una paparrucha? [Publicación de estado] Facebook. https://www.facebook.com/SecretariaCulturaMx/photos/a.419847938104701/3481241955298602/

UNESCO. (2020a, Mayo 3). Periodismo, libertad de prensa y COVID-19. https://en.unesco.org/sites/default/files/unesco_covid_brief_es.pdf

UNESCO (2020b, 8 marzo). Acciones ante la emergencia sanitaria. https://es.unesco.org/mexicoreune. https://es.unesco.org/mexicoreune

Gordofobia: la responsabilidad de la industria del entretenimiento

 Yesenia De La Torre Beaven
Lic. en Comunicación y maestrante en Cultura escrita
yesenia.beaven@gmail.com

*** ADVERTENCIA: Este artículo contiene spoilers sobre la película Nadie sabe que estoy aquí, de Netflix.

Nadie sabe que estoy aquí es el nombre del primer largometraje del director chileno Gaspar Antillo que se estrenó en la plataforma de Netflix en junio del año 2020. La película cuenta la historia de Memo, interpretado por el actor Jorge García, un hombre que ha vivido aislado del mundo luego de un trauma que experimentó en su niñez cuando perseguía el sueño de ser cantante. A pesar de su talento, Memo fue rechazado por su aspecto físico y su voz fue “entregada” a otro niño que se volvió famoso con ella haciendo playback. “Dile a tu hijo que la voz no lo es todo”, le dice el productor del programa de televisión al papá de Memo; y cuando observamos el contenido actual de películas, shows de televisión o clips musicales nos damos cuenta de que tiene razón: a la imagen, a lo físico, se le da un valor desproporcionado en comparación con otros atributos en la industria del entretenimiento. 

¿El resultado? Estándares estéticos corporales que refuerzan estereotipos, perpetúan la discriminación social y evitan la aportación de referentes culturales que promuevan la tolerancia a la diversidad y las actitudes más sanas en cuanto a la relación con el propio cuerpo. La gordofobia es solo una de muchas consecuencias de una sociedad obsesionada con el cuerpo; es verdad que la industria del entretenimiento no es la única que colabora en este aspecto, pero sí tiene un papel central en la difusión de los cánones de belleza por la cantidad de personas a la que llegan sus contenidos; por tanto, tiene un papel central en la difusión de la gordofobia. 

Gordofobia

El término gordofobia sirve para designar el rechazo y la discriminación hacia personas con sobrepeso (Torres, 2020). Es una palabra relativamente nueva y aún no aceptada por la Real Academia Española, aunque el estigma hacia las personas gordas existe desde hace mucho tiempo. El miedo y desprecio a lo gordo, no solo hacia las personas sino a la mera idea de subir de peso, se encuentra arraigado en nuestra sociedad y es reforzado por discursos que asocian al sobrepeso con problemas de salud y otros aspectos negativos. 

En el ámbito médico es común que se vincule a la gordura con una ingesta excesiva de alimentos, cuando no siempre es así. En el artículo “La gordofobia es un problema de trabajo social”, Navajas-Pertegás (2017) menciona que el mito de que la gordura es fácilmente corregible con dieta y ejercicio resulta problemático a la hora de representar la multitud de vivencias corporales experimentadas por las personas gordas, además de que fomenta los estigmas asociados a la gordura. La realidad sobre el sobrepeso es más compleja, ya que puede estar relacionada con “factores genéticos y metabólicos; mecanismos hormonales y neurohormonales; el historial de pérdida-aumento de peso; la constitución física, la clase social y el género”, entre otros.

Asimismo, hasta hace algunos años la mayoría de los contenidos creados con fines de entretenimiento solían retratar a las personas gordas como flojas, torpes, poco exitosas o con baja autoestima; las relegaban a papeles secundarios, cómicos o antagónicos; y si las presentaban como protagonistas, la historia giraba en torno a su aspecto físico o a su proceso de transformación de persona gorda-lamentable a delgada-exitosa.

Quizá los ejemplos antes mencionados se refieren a personajes e historias ficticias; sin embargo, las consecuencias de la gordofobia son muy reales y abarcan ámbitos como el social, emocional y el físico. Estas consecuencias se traducen en desigualdades laborales, de movilidad, de diagnóstico médico, educativas, etcétera; además de que las personas gordas llegan a internalizar los prejuicios de los medios de comunicación y sociedad, lo que afecta su salud mental y física de distintas formas (Navajas-Pertegás, 2017, 40-41). 

Tal como le sucede a Memo en la película, muchas veces el rechazo de los demás convierte la vida de las personas gordas en una lucha constante contra su propio cuerpo. La sociedad les dice que “hay algo malo” en ellos, que no deberían quererse ni estar conformes con su aspecto, que deberían ocultarse y estar fuera del foco de atención. Memo entiende a temprana edad que no hay lugar para él en el mundo del espectáculo. Esta injusticia lo llena de rabia y arremete contra el niño al que “le dieron su voz”, causándole un accidente que lo deja sin poder caminar. Así, Memo se convierte en el villano de la historia ante los ojos del público. No solo pierde su sueño de cantar, sino que el trauma vivido lo hace aislarse física y emocionalmente. Lo castigan por ser gordo y lo condenan al abandono. Nobody knows I’m here. No one can set me free, canta Memo desde sus adentros. 


La cultura de lo visual 

Hoy más que nunca, lo visual tiene una gran aceptación y preferencia y la industria del entretenimiento lo aprovecha todo lo que puede porque “es lo que vende”. Por ejemplo, en el ámbito musical se suele pensar que lo auditivo es lo más importante en el desempeño de un artista; sin embargo, un estudio demostró que las personas dependen principalmente de la información visual al hacer juicios sobre la interpretación de los músicos y los juzgan conforme a esto (Tsay, 2013). De ahí que los productores pongan tanto empeño en la apariencia de los artistas; su figura es el producto más relevante, incluso más que el propio arte. Quizá por esa razón los personajes de la película decidieron que la voz de Memo valía más fuera de su cuerpo, porque este se salía de la norma de “lo bello”, de lo que la gente quería ver.

Entonces, ¿cómo determina nuestra mente lo que es bello o feo? ¿De dónde sacamos la idea de que la gente gorda es graciosa o que de que la gente gorda es floja? Nuestra percepción de las cosas se conforma de información y experiencia vivida, y no cabe duda de que los medios masivos y digitales proveen mucha de esa información. Pensemos en los personajes que interpreta Melissa McCarthy, donde lo cómico reside en el tamaño de su cuerpo, o en las clásicas películas donde Eddie Murphy se viste de gordo para “hacer reír”. Las películas, series, telenovelas y demás contenido de entretenimiento fomentan este tipo de prejuicios al seguir mostrando la gordura de forma despectiva. 

También en los medios digitales prolifera la cultura de lo visual. El caso de Instagram es un claro ejemplo y muestra el valor que se le da al aspecto físico en la sociedad. En esta red social, mientras más parecidos seamos al canon hegemónico de belleza, más likes y seguidores tendremos, pero si nos alejamos de esos patrones estéticos, nos volvemos indignos de ser vistos o seguidos. Así le pasó a Memo, aunque en otra plataforma, que por su gordura le negaron la fama; porque estar en un escenario era estar expuesto, era ser visto por multitudes y él, por su aspecto, “no lo merecía”. A partir de esto, el personaje se aísla no solo física sino también mentalmente. Un doble aislamiento. Huye del mundo real y hostil para refugiarse en sus fantasías de luces y brillantina; un mundo donde es a él a quien le aplauden y a quien admiran. Él, gordo y enorme, aceptado y admirado por todos.   

Es probable que si Memo existiera en nuestra realidad, en este tiempo, ni siquiera sabría lo que está pasando con la pandemia del Covid-19. Mientras nosotros estamos aislados en nuestras casas por miedo a un virus, Memo está aislado por miedo al prejuicio de la gente, otro virus más antiguo. Lo cierto es que hoy más que nunca lo visual adquiere mayor importancia, pues si antes experimentábamos gran parte de nuestra vida a través de una pantalla de televisión o mediante el celular, ahora este tipo de experiencia se convierte en una de las pocas formas de acceso a la socialización. Vivimos a través de la red y lo peor es que la gordofobia nos siguió hasta acá. El encierro por la pandemia de Covid-19 ha intensificado el temor que tienen muchas personas a subir de peso. 

Photo by Anna Shvets on Pexels.com

Su amenaza ronda por todas partes: en memes que hacen burla de lo gordos que podríamos terminar después de la cuarentena, en los miles de influencers que bombardean las redes con sus interminables rutinas de ejercicio que te permitan “guardar la línea” en estos tiempos, y  en la  infinidad de gurús, coaches y nutriólogos satanizando el acto de comer e instándonos a ingerir la menor cantidad de alimento posible (Lobatón, 2020).


La responsabilidad de los comunicadores en la divulgación de la gordofobia

Los seres humanos tenemos una dependencia natural e inconsciente a las señales visuales, Chia-Jung Tsay (2013) lo menciona en su estudio sobre la percepción del desempeño musical. Esto significa que somos más propensos a ser persuadidos a través de las imágenes, y aquellos que están detrás de los contenidos que recibimos todos los días lo saben muy bien. Su trabajo es saberlo y adaptarlo según sus intenciones comerciales. La publicidad, por ejemplo, repite ciertas imágenes una y otra vez hasta que sus intenciones resultan inapreciables. Es decir, nos exponen tanto a ciertas formas e ideas que ya no cuestionamos su “normalidad” o su legitimidad. De ahí que los sistemas de representación visual sean tan poderosos, porque acaban moldeando nuestras creencias y, por ende, nuestras relaciones (Martín Prada, 2013, 117-118). 

Es interesante cómo en redes sociales suelen hacerse comentarios de que las nuevas generaciones “se ofenden por todo”. Lo que sucede es que los valores cambian; aquello que era aceptado en los años ochentas o noventas no es igual de válido el día de hoy. Los chistes misóginos o racistas de la comedia de hace décadas no tienen cabida en la dinámica actual y representan una ofensa para mucha gente. Los medios de comunicación deben mantenerse en un proceso de adaptación para servir a la sociedad conforme a los valores contemporáneos; esa es su responsabilidad (Fuentes, 2002).

Disponible para terapia en línea.

Hoy la gordofobia es un tema relevante porque por mucho tiempo hubo silencio, una aceptación enfermiza de todos estos prejuicios. Lobatón (2020) acierta al decir que la satisfacción no vende, pero sí la vergüenza y el descontento. Por eso a la publicidad y a la industria del entretenimiento le sirve tener un público inconforme con su cuerpo, pues esto le garantiza la venta de sus productos y sus historias. En una sociedad que sobrevalora la corporalidad hegemónica, es todo un acto de rebeldía cuestionarla y pretender la inclusión de la diversidad estética en los medios.

Con todo, vale la pena que como comunicadores pongamos atención a la forma en que se transforman los valores y creencias de la gente para que el contenido que generemos (ya sean fotografías, videos, escritos, ilustraciones, etcétera) cumpla con la tarea de dar visibilidad a todos los miembros de nuestra sociedad. Más aún si nos encontramos detrás de un medio masivo de comunicación, ya que estos juegan un papel fundamental en la conformación de referentes culturales que, como menciona Margarita Cruz (2012), “bien utilizados reafirman identidades, pero mal encauzados afectan la memoria histórica de la nación”.

En definitiva, los contenidos de entretenimiento tienen una enorme capacidad para perpetuar estereotipos e imposiciones sociales, por lo que es indispensable que existan representaciones en positivo de las personas gordas. Asimismo, si queremos disminuir o, idealmente, terminar con la gordofobia en los medios, habrá que asumir nuestra responsabilidad como comunicadores y darle el foco de atención a historias y personajes que promuevan la diversidad estética y corporal. De lo contrario, nos iremos quedando al margen de la realidad social y, en algún momento, nuestras propuestas serán ignoradas como han sido ignoradas las personas como Memo. 

El interés por lo visual no se va a terminar; lo estético seguirá siendo importante en la vida de los seres humanos. No obstante, sí podemos hacer más flexibles los conceptos e ideas que tenemos en torno a ellos; podemos actualizarlos de acuerdo a los valores contemporáneos y producir contenido que los represente. 

*Este texto forma parte de un segmento de nuestro página, titulado “Desarrollando Perspectiva“, un espacio donde estudiantes de preparatoria, licenciatura y posgrado pueden publicar sus textos, guiados por un tutor. Los estudiantes recibieron correcciones, observaciones y recomendaciones para redactar sus textos, y estos son publicados tras el visto bueno del tutor. El tema escogido, así como sus planteamientos, responde enteramente a los intereses y sentido crítico de los estudiantes.

Bibliografía

Cruz, M. (2012). Los Medios Masivos de Comunicación y su papel en la construcción y deconstrucción de identidades: apuntes críticos para una reflexión inconclusa. Bibliotecas. Anales de investigación, 8-9, 189-199. https://bit.ly/3e9DFM4

Fuentes, A. (2002). La responsabilidad de los medios de comunicación. Región y sociedad, 14(25), 227-231. https://bit.ly/3k4TllR

Larraín, P., Larraín, J. (productores) y Antillo, G. (director). (2020). Nadie sabe que estoy aquí. [Cinta cinematográfica]. Chile: Fábula.

Lobatón, R. (2020). La gordura en tiempos de Coronavirus. Raquel Lobatón. https://bit.ly/3lOBFvq

Martín, J. (2013). El nuevo régimen de la visualidad. En Cuestión de imagen: aproximaciones al universo audiovisual desde la comunicación, el arte y la ciencia (pp. 111-120). Ediciones Universidad de Salamanca.

Navajas-Pertegás, N. (2017). La gordofobia es un problema del trabajo social. AZARBE, Revista Internacional de Trabajo Social y Bienestar, 6, 37-46. https://revistas.um.es/azarbe/article/view/297181

Torres, A. (2020). Gordofobia: el odio y menosprecio hacia las personas obesas. Psicología y Mente. https://psicologiaymente.com/social/gordofobia

Tsay, C.-J. (2013). Sight over sound in the judgment of music performance. Proceedings of the National Academy of Sciences, 110(36). https://doi.org/10.1073/pnas.1221454110

Tutorial para configurar los controles parentales de iPhone y iPad

Liliana Lanz Vallejo
lanz.liliana@uabc.edu.mx
FB @LilianaLanzV

¿Sabías que puedes controlar prácticamente cualquier función, aplicación y contenido en los dispositivos móviles de Apple gracias a su menú de Tiempo en pantalla? En este tutorial te enseño la ruta para configurar los controles parentales del iPhone o iPad que compartes con los niños en tu familia. Entérate de cómo:

  1. Fijar tiempos de uso para el celular
  2. Fijar límites de uso para cada aplicación
  3. Habilitar de manera permanente ciertas funciones, a pesar de los controles parentales
  4. Restringir todo tipo de contenidos, incluyendo páginas de internet, películas, series, libros, aplicaciones, compras y envíos de información.
  5. Decidir y programar que solo se permita el consumo de contenidos preseleccionados

Si te ha gustado este video, ¡comparte esta página! Para obtener más información y contenidos como este, te invito a darle like a la página de Facebook https://facebook.com/LilianaLanzV .

A %d blogueros les gusta esto: